Alimentación y remedios para el catarro y la bronquitis

Medicina

En la actualidad, la ciencia avanza a pasos agigantados y cada vez más se tiene mayor conocimiento bioquímico de nuestro organismo sobre como los alimentos pueden influir en nuestro estado general e salud.

En ocasiones, cuando sufrimos una infección, catarro o bronquitis, tomar antibióticos es la opción más recurrida, pero como ya sabréis, no es algo natural y por lo tanto no se debe abusar ya que a largo plazo puede causar efectos secundarios en nuestro cuerpo.

Es por ello que siempre que sea posible te aconsejamos que lo combines con una dieta saludable y equilibrada, pero sobretodo incluyendo alimentos que ayudan a recuperar la salud del sistema respiratorio:

  • Frutas, vegetales y algas marinas: no contienen grasas saturadas y aportan grandes cantidades de vitaminas, minerales y oligoelementos. Los más recomendados para hacer caldo son el brócoli, zanahoria, ajo, cebolla, puerro, apio, alcachofa, algas marinas en general, limón, naranja, pomelo, kiwi, higo y ciruela.
  • Pescado: siempre será mejor que la carne ya que es de más fácil digestión, contiene menos grasas saturadas, más ácidos grasos esenciales (omega-3) y no acidifica el organismo.
  • Cereales: especialmente integrales (arroz, sarraceno, mijo y quinoa).
  • Plantas aromáticas y medicinales: para reforzar la dieta y fortalecer las defensas. Algunas de las más comunes en infusiones son el tomillo, el remeto, el jengibre o la cúrcuma.
  • Otros suplementos: como el polen, el propóleo o la miel que actúan como antibiótico natural, además de proporcionarnos vitaminas. En el mercado existen suplementos dietéticos indicados especialmente para casos de catarro o bronquitis que aportan grandes cantidades de vitamina C, vitaminas del grupo B, oligoelementos, propóleo, etc.

 

Además, es recomendable eliminar o evitar alimentos y sustancias más fuertes y perjudiciales como el alcohol, las bebidas industriales, los productos procesados con aditivos, las grasas saturadas y trans (carne, fritos, mantequilla, margarina, embutidos, huevo, nata, etc.),  el marisco, el azúcar, el chocolate y la bollería industrial.

Además de realizar cambios en la dieta teniendo en cuenta los alimentos, existen remedios adicionales como por ejemplo realizar un ayuno moderado, con el que se logra estimular el sistema inmunitario, ya que si consumimos menos alimentos la energía que nuestro organismo destina a la digestión la podrá emplear en asuntos que requieren mayor importancia en ese momento.

Siguiendo estos consejos y remedios y realizando el reposo oportuno es seguro que conseguirás favorecer el sistema inmunológico y reforzarlo. Simplemente lleva unos hábitos de vida saludables y tomate tu tiempo para escuchar lo que te pide tu cuerpo en cada momento.

bienestar
¿Qué es el cólico del lactante y cómo aliviarlo?

Los cólicos del bebé o cólicos del lactante suponen un reto para muchos padres, un proceso por el que pasan muchos bebés durante los primeros meses de vida, en los que su cuerpo aún está en proceso de formación y hay partes aún inmaduras, como es la zona de los …

bienestar
Servicio doméstico, la alternativa a la residencia

Muchas personas reciben el envejecimiento como una señal de alarma o de inseguridad, con la que ven como su salud puede ponerse en riesgo, pero también porque no están dispuestos a trasladarse a vivir a una residencia de ancianos. En muchos casos se torna una decisión difícil para esta persona …

bienestar
Orígenes de la podología

Se remonta al Antiguo Egipto, con el faraón Amenofis IV, que tenía diversos servidores que se dedicaban a la atención de sus pies, para dejarlos libres de callos o impurezas, además de añadir color a sus uñas con una sustancia que se llama heme. Aunque en la antigua Grecia, en …